• Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

© 2016 Mexicanos Primero Jalisco A.C.  Todos los derechos reservados.  Av. "B" 578 Col. Seattle, Zapopan Jalisco

C.P. 45150 Tel: 33647205 / 23042061

March 29, 2019

February 13, 2019

October 5, 2018

June 29, 2018

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Apuntalar prioridades Que el sistema sirva de verdad a la educación.

August 17, 2018

Para la mayoría de las personas, los viernes, cuando ya va pasando el mediodía, el aire de la ciudad parece más ligero. Las tardes de viernes tienen una calidez y una luz que siempre ponen el ánimo más alegre, porque lo que se perfila en el horizonte cercano es que se terminan los quehaceres, por lo menos por uno o dos días. La gente va caminando por la calle como si le hubieran quitado de encima veinte kilos de pendientes, y por momentos le entra a uno el entusiasmo que se siente al saberse uno dueño de su tiempo y de su vida.

Usualmente, cuando las personas no tienen nada que hacer, no es que no hagan nada, sino que deciden hacer algo que vale más la pena de hacer que otras cosas, y lo hace con especial gusto, porque  lo deciden de manera autónoma.

La palabra autonomía viene del griego y tiene dos partes: auto, que se refiere a uno mismo y nomos, que quiere decir norma. Entonces la autonomía se parece a los viernes en la tarde, porque uno es quien puede decidir qué juego jugar y cómo quiere que sean las reglas.

Lo contrario de hacer las cosas de manera autónoma se siente como acartonado, árido y forzado, como los trámites, que uno no los hace porque quiere o porque le sirvan, sino porque son un requisito para algo más, que es lo que uno en verdad quiere o necesita. Hay que hacer el trámite del pasaporte para poder viajar, como los lunes, que hay que pasar por ellos para llegar al viernes.

Lo que también pasa muy seguido es que cuando uno por fin concluye los trámites, queda ya poco tiempo para destinar a aquello que uno quiere hacer y que es la razón por la que uno comenzó el trámite. Y así, a veces parece que la burocracia se va apoderando de nuestra vocación y nuestro gusto (que son las cosas que mueven a la autonomía).

En las escuelas, los trámites tienen para los maestros la forma de trabajo administrativo, que son las cosas que tienen que hacer si quieren luego poder dedicarse a su labor sustantiva y que llama a su vocación: el trabajo directamente relacionado con el desarrollo y aprendizaje de las niñas, niños y jóvenes.

El sistema administrativo de la educación en México está plagado de tareas que recaen sobre los maestros y directivos, quedando estos trámites en un lugar que parece primordial a las necesidades de las niñas, niños y jóvenes, de sus procesos de aprendizaje y del trabajo con las familias. De la misma manera, actualmente es difícil que las escuelas decidan en qué y cómo ejercer sus presupuestos educativos, y las necesidades de las comunidades quedan opacadas frente al trámite que exige la estructura para la mejora educativa.

Se ha visto que cuando las personas ejercen su autonomía, andan por la vida más atentas y como más despiertas, como si siempre fuera viernes. No es casualidad que las escuelas que deciden sobre sus presupuestos, currículos y gestión, tienen el potencial de empoderar a las comunidades locales y mejorar el aprendizaje (UNESCO,2014), y las familias y autoridades de supervisión se involucran de manera más activa y significativa en apoyo a los maestros y directivos, de manera que se abren las posibilidades de que se formen comunidades activas de aprendizaje.

Si bien ha habido programas para incentivar y formar a las comunidades educativas en el ejercicio de la autodeterminación presupuestal, curricular y de gestión, el alcance ha sido limitado debido a la falta de continuidad o a que no son programas que se han aplicado en la totalidad del sistema educativo (O´Donoghue y Ongay, 2011).

 

Cuando la autonomía escolar sea plena, quizá entonces las comunidades puedan tomar en sus manos las escuelas, eso que da esperanza. Y la esperanza se siente bien , lo hace a uno andar disfrutando del trabajo, y si de eso no se trata la vida, entonces, ¿de qué?.

 

 

 

Alejandro Gómez Levy

 

“La educación cambia vidas”

 

 

Referencias

O ́Donoghue,  J.L. y Esther  Ongay. (2011). Evaluación  del proyecto  piloto PEC-­‐FIDE,  Año  3. Ciudad  de México:  Fundación Idea,  A.C.

UNESCO (2014). Desentralization as an Education System Reform, Bangkok, Education UNESCO Bangkok, disponible en:http://www.unescobkk.org/education/nes/article/ educativo con mayor autonomía de gestión, decentralization-as-an-education-system-eform/ disponible en: https://www.gob.mx/sep/prensa/

 

 

Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags